Lightning Returns: Final Fantasy XIII

Lightning Returns: Final Fantasy XIII

Lightning vuelve convertida en el Redentor de almas tras 500 años de letargo. Nova Chrysalia está sumida en el caos y quedan 13 días para el fin del mundo.

Lightning Returns: Final Fantasy XIII es el capítulo que cierra la trilogía ambientada en la serie Final Fantasy Fabula Nova Crystallis. El título, dirigido por Motomu Toriyama y producido por el Primer Departamento de Producción de Square Enix, vio la luz en Europa el 14 de febrero de 2014.

Avisamos que es posible que este análisis contenga spoilers para aquellos que no hayan jugado o terminado Final Fantasy XIII y Final Fantasy XIII-2.

Final Fantasy XIII-2 dejó a los usuarios con un mundo sumido en el caos, donde Valhalla y Nova Crystallis se fundieron. Este hecho ocasionó que la gente no envejeciese y que no pudiesen nacer niños, ya que la diosa Etro desapareció (además de ser la diosa de la muerte era la de la fertilidad). Además, Lightning, viendo que Serah había muerto, se sumió en un profundo sueño convirtiéndose en cristal.

atuendos lightning returnsQuinientos años después de estos acontecimientos, y quedando 13 días para el fin del mundo, Lightning hace un pacto con el dios Bhunivelze. Éste le promete devolverle a Serah, a cambio de que Lightning asuma el rol de Redentor de almas: su deber es guiar las almas que lo merezcan a un nuevo mundo que creará el dios en el final de los días. Este argumento está basado en la mitología nórdica en la que Odín (eilodón de Lightning en Final Fantasy XIII y Final Fantasy XIII-2) es el encargado de seleccionar las almas que merecen formar parte de su ejército para el Ragnarök, batalla que habrá cuando llegue el fin del mundo.

Como cinco siglos dan para mucho, a lo largo del juego nos iremos encontrando con diferentes personajes de la serie y podremos comprobar cómo han cambiado en este tiempo y las motivaciones que tienen para afrontar el fin de los días. Además, nos encontraremos frecuentemente con un misterioso personaje llamado Lumina que, sin duda, es de lo más interesante que ofrece el juego.

Lightning Returns: Final Fantasy XIII ha supuesto un gran cambio respecto a la jugabilidad de las anteriores entregas. La intención de innovar es lo que prima en este título.

En primer lugar, nos encontramos con un sistema de días. Nada más empezar el juego tenemos 6 días para que acabé el mundo, sin embargo, podemos llegar a alargar su existencia hasta un total de 14. Para ello, una vez que lleguen las 6:00 am, Hope Estheim nos teletransportará al Arca, donde ofreceremos a Yggdrasil una energía llamada Nimbo, que se consigue completando las misiones principales y secundarias del Redentor. Si hemos completado suficientes misiones, uno de sus capullos florecerá concediéndonos un día extra.

Además de las misiones principales, donde se desarrolla el argumento principal, y las misiones del Redentor, tendremos la opción de completar las denominadas misiones de tablón, custodiadas por Chocolina.

Lightning Returns Final Fantasy 13 peleaPara afrontar estas misiones Lightning dispondrá de dones divinos con distintas habilidades que consumen Puntos de Gracia (PG), recuperables venciendo enemigos. Algunas de ellas serán muy útiles como la Cronoestasis para detener el tiempo, la Teleportación o la Discronía para sacar ventaja en las batallas.

El sistema de combate de Lightning Returns también incluye innovaciones. Ahora sólo manejaremos a Lightning, que dispondrá de diferentes atuendos a los que poder equipar habilidades distintas. Durante las batallas podremos alternar entre 3 de los trajes equipados, cada uno con una barra BTC, que consume ciertos puntos dependiendo de las acciones que realicemos, e irá recargándose con el tiempo. Es un intento de conseguir un sistema de turnos en tiempo real, alejándose del criticado sistema de turnos de los Final Fantasy de antaño.

Las habilidades que podremos equipar en los trajes recuerdan a lo visto en Final Fantasy VII: Crisis Core, donde podíamos sintetizarlas para crear otras más potentes y sublimarlas para aumentar su nivel.

En esta entrega se han separado los objetos que nos dropearán los enemigos y que necesitaremos recolectar para cumplir las distintas misiones, de los objetos curativos que podremos usar tanto durante una batalla como cuando lo necesitemos. En un principio sólo podremos llevar 7 objetos curativos, pero según avancemos podremos aumentar su capacidad.

En Nova Chrysalia se ponen a nuestro alcance cuatro islas (Luxerion, Yusnaan, Marcas Salvajes y Dunas de la Purgación), que podremos explorar con total libertad y realizar sus misiones según nos apetezca. Pero cuidado, algunas sólo estarán disponibles en un determinado momento. Cada una de las islas está divida en varias zonas, dos de ellas son una ciudad, las otras dos un vasto territorio por explorar con asentamientos. Sin embargo, no es suficiente en comparación con otros títulos de la saga que ofrecían más escenarios y se suple teniendo que dar vueltas y más vueltas a la hora de realizar misiones, lo que lo hace algo pesado.

lightning returns ff 13 chocobosLa principal tara del juego es el aspecto anteriormente mencionado, muchas misiones secundarias que consisten en hablar con uno y otro personaje, buscar un determinado objeto o pasarnos gran parte del tiempo venciendo a determinados monstruos para recolectar el ansiado ítem que necesitamos.

Otra de las novedades que ha incluido Square Enix en Lightning Returns es la posibilidad de jugar con plano exterior. Esto significa que mientras jugamos en nuestra partida podremos ver e interactuar con otros jugadores, así como estar conectados con las redes sociales para publicar nuestros resultados.

La banda sonora del juego corre a cargo de Masashi Hamauzu, autor de las dos anteriores entregas. Cabe destacar que la música,  los efectos sonoros y las voces de los personajes se adaptan a la perfección, a pesar de reciclar la gran mayoría de canciones. Respecto al aspecto gráfico, mantiene la línea e incluso supera a sus antecesores, conservando el estilo de la saga.

Lightning Returns: Final Fantasy XIII es un juego complejo y complicado, ya que si se juega en dificultad normal es bastante difícil llegar a conseguir todos los días y algunos combates se vuelven realmente duros. El argumento no es nada del otro mundo, la principal motivación es conocer el final de la saga, pero en muchos otros aspectos innova y se aleja respecto a lo visto en Final Fantasy XIII y Final Fantasy XIII-2.

El veredicto

7.7Bueno

Lo bueno: – Libertad total de exploración y al realizar misiones.
– Gráficamente en su línea, conserva el estilo de la saga.

Lo malo: – El tiempo marcado no te deja disfrutar del juego.
– Poca variedad de escenarios y enemigos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *