Alundra

Alundra

Meterse en los sueños de la gente puede ser una habilidad muy entretenida, pero cuando tienes que salvar a la gente de sus pesadillas, no lo es tanto.

Alundra es uno de los grandes éxitos de PlayStation en su primera generación. Este juego de rol-acción, desarrollado por Matrix Software y distribuido por Psygnosis en 1997, fue la alternativa de Sony frente a la floreciente saga de Nintendo, The Legend of Zelda. Desde el primer momento en el que tomamos el control del protagonista es imposible evitar cualquier comparación con las aventuras de Link.

Nada más comenzar el juego, nos hallaremos en un barco. Al parecer, nuestro protagonista leva unos días sufriendo pesadillas premonitorias que le han levado a zarpar para llegar hasta Inoa. Alundra sufre otra de sus pesadillas en la que Lars le llama el Libertador y le manda un mensaje de salvación justo antes de morir. Le advierte que hay un demonio llamado Melzas que ha dormido durante mil años, pero ha vuelto a despertar.

Mientras tanto, el barco en el que descansa sufre un ataque de los Klark y todos sus pasajeros naufragan. Para suerte de nuestro héroe, un aldeano de Inoa, Jess que forja armas, lo encuentra en la playa y lo acoge en su casa para llenar el vacío de su difunto hijo.alundra puzle

Alundra es un chico con una habilidad especial: gracias a ser descendiente de la tribu Elna, puede meterse en los sueños de la gente. Los habitantes de Inoa, desde nuestra llegada, comienzan a sufrir horribles pesadillas de las que Alundra intentará salvarles antes de que sea demasiado tarde.

Completar este juego nos llevará muchas horas, todas ellas repletas de exploración, luchas en tiempo real y sobre todo puzles, que nos darán muchos quebraderos de cabeza: desde pulsar un botón para accionar una puerta y pasar antes de que se cierre a colocar diversas piedras en un orden determinado unas encima de otras.

A medida que avancemos en Alundra, esos habitantes que nos veían como ‘el libertador’ tendrán serias dudas de si por el contrario somos una maldición, ya que sin poder hacer nada algunos de ellos perecerán a causa de las pesadillas.

Según fallezcan los vecinos, nuestro padre adoptivo se inspirará y nos otorgará nuevas armas que nos permitirán abrir otras sendas que explorar. Cabe destacar el menú de objetos, similar a los títulos de Link, así como el sistema de utilizar armas y objetos asignándolos a dos botones.

alundra inventarioLa forma en la que obtenemos vida con la que sobrevivir a los cada vez más duros ataques de los enemigos, es también similar a la del título de Nintendo. En esta ocasión, en lugar de corazones tenemos rombos que conseguiremos al abatir al jefe de turno o en algún cofre.

Koukei Tanaka es el responsable de poner música a Alundra con 36 temas que encajan perfectamente en la historia, compaginando los momentos épicos con los dramáticos.

El argumento es excepcional, con grandes giros argumentales que nos engancharán. A pesar de ser la misma historia entre las fuerzas del bien y del mal, nos atrapará desde el primer momento y habrá muchos momentos en que nos emocionará por la impotencia de no poder salvar a ciertos personajes de las pesadillas.

Alundra cumplió con las expectativas de los jugadores y de Sony: convertirse en la alternativa de PlayStation a Zelda. El resultado fue un título largo, con buen argumento, complicado y con una notoria banda sonora, aunque repetitiva.

El veredicto

6.7Normal

Lo bueno: – Un juego muy largo, que te llevará meses pasártelo.
– Un gran argumento, con grandes giros.

Lo malo: – Puede resultar bastante repetitivo.
– No innova ni en los puzles ni en la dinámica de juego.


1 Comentario

  1. l0r087 15 febrero, 2013 · 16:32  Responder

    Fuy mi 1º juego de la PSX , y aunque parezca muy asimil con el juego, cuando me quedaba atascado en algun puzle, en unos dias soñaba como solucionarlo y me despertaba corriendo a ver si era asi, y aveces, por no decir bastantes acertaba…me dio miedo xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *